Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 22 marzo 2016

SAGRADA FAMILIA

Las cosas, hechos, acontecimientos que superan nuestra capacidad de comprensión las llamamos misterios. Van más allá de lo que alcanzamos a entender con nuestra razón.  Ocurren en la vida de cualquier persona; pasa algo que no entendemos, ni el por qué ni el para qué.  También en la vida de la Sagrada Familia hubo varios misterios en los que María y José se preguntarían más de una vez cómo podía suceder aquello, o cuál era el plan del Altísimo sobre ellos en determinadas situaciones.  En el caso de la Sagrada Familia, ante el misterio, se reaccionaba con fe, con amor, con la confianza sin límites en Dios Todopoderosos y sabio: todo eso no evitaba el dolor pero le deba sentido.

 Hay una escena que el mismo día de San José me vino a la cabeza y que traté de contemplar en profundidad; es  la pérdida de Jesús durante tres días y lo encontraron en el templo en medio de los doctores.

(más…)

Read Full Post »

LA SEMANA SANTA

Read Full Post »

UN POCO DE HUMOR

EL MATRIMONIO ES

Read Full Post »

 

Estos días, con motivo del Sínodo, aparecen una serie de declaraciones, artículos y manifestaciones que me parecen desacertadas. No es que me considere mejor teólogo que sus autores, pero creo que no están en línea con la Iglesia.  Recuerdo aquello que se cuenta de la viejecita que, hablando con su cura muy progresista, le dijo: no he estudiado como Ud, pero eso que dice “no me suena”. Algo así podríamos decirles a algunos estudiosos que se creen los conductores de la Iglesia.

Vaya una idea por dónde van. Los temas que les ocupan suelen ser los siguientes: la homosexualidad, el aborto, justificándolos en algunos casos, el celibato opcional como derecho del sacerdote, la ordenación sacerdotal de la mujer, como derecho de las mujeres, los divorciados vueltos a casarse civilmente y con derecho a comulgar; casos que la Iglesia hasta el presente, dicen, los ha considerado como resueltos desde normas tradicionales inamovibles, sin reconocer las aportaciones de las ciencias ni el cambio y adaptaciones exigidas por la Exégesis, la Nueva Cultura y la Teología en sus nuevos avances.

O sea, que ante estos nuevos avances han de cambiar las enseñanzas de Jesús, interpretándolas desde la nueva cultura y cambiándolas. Recordemos lo que dice San Vicente de Leríns sobre la evolución de los dogmas, que evolucionan, pero como evoluciona el cuerpo humano, manteniendo siempre su misma identidad.

(más…)

Read Full Post »

PERSEGUIDOS POR SU FE

Read Full Post »

UN POCO DE HUMOR

BEBE

Read Full Post »

No me salgo, no, de los temas sobre los que voy hablando. Mi respuesta es que el Estado puede subvencionar a la Iglesia como a cualesquiera otras entidades, siempre que se trate de apoyar y fomentar el bien común en función del cual está el Estado. No lo olvidemos.

Hay una cuestión que quisiera exponer, porque se oyen, dentro y fuera de la Iglesia, opiniones que no me parecen correctas. Muchos dicen que la Iglesia se subvencione sus gastos, desde la manutención del clero hasta la conservación de sus monumentos. Es una opinión; pero hay otras, por ejemplo la mía y de muchísima gente, y es que el Estado no tiene por qué dejar de contribuir a la manutención de la Iglesia y de sus instituciones. ¡Vaya con qué nos sale Ud. ahora!, pensará alguien.

Antes de tratar este punto, pongo unos ejemplos: Un anciano que no quiere que el Estado gaste en deportes porque él ya no está para deportes; un matrimonio que no quiere que gaste en educación porque no tienen hijos; unos ciudadanos que no quieren que gaste en museos porque ellos nunca salen de su pueblo; otros que no quieren que gaste en armamento porque son pacifistas… y así podríamos hacer una larga lista.

Dentro de las necesidades de los ciudadanos que el Estado puede subvencionar, ¿por qué no se pueden incluir las necesidades religiosas, aún en el supuesto de que no fuese creyente ningún gobernante? Si vale lo que se oye decir en ocasiones: el que vaya a misa, que se la pague, valdría también decir: el que esté enfermo que se lo pague, o el que quiera que sus hijos estudien, que se lo pague y el que quiera circular por una carretera, que se la pague.      Si los tributos son una imposición del Estado para atender las necesidades del ciudadano, entre ellas, la sanidad, la educación, la jubilación, la justicia… ¿por qué no ha de atender también la dimensión moral y religiosa? ¿O es que el Estado se apropia de los tributos de los ciudadanos para invertirlos en lo que les parezca al grupo gobernante? Pregunto: ¿Dónde está el bien común en función del cual está la autoridad?

(más…)

Read Full Post »

Older Posts »